Teatriz – Cocina Europea

25 04 2008

Zona: Recoleta

Dirección: Riobamba 1220

Teléfono: 4811 – 1915

Antes de entrar a Teatriz, el imponente telón de cemento sostenido por dos manos anónimas te va a impactar. Ya entonces, cuando detrás del generoso vidrio se muestren las inmaculadas mesas coronadas con copas, tus expectativas serán mejores, y aun así, el menú las va a ennervar más. El lugar se aclimata con una luz baja que da brillo artístico a las modernas instalaciones; y, en borgianos detalles de ajedrez, se agrega un estilo laberíntico. La palabra clave es elegancia: una calidez distinguida. Para que las imágenes hablen más que mil palabras, aquí encontrás fotos.

Pero lo que hace que Teatriz consiga agotar localidades, más que sus finos espacios, es su oferta gastronómica. El servicio es para llevar al Colón: los mozos impolutos te atienden la mesa sin que haga falta que chistés, como es debido. Se les puede criticar la seriedad, pero como va con el ambiente, podría decirse “parte del show”. Entonces llega la carta, y, aunque no se bajen las luces, se levanta el telón y empieza el espectáculo…

Para entretenerte antes de la función, las entradas teloneras van desde ceviche de pulpo español a Won Tons de centolla y queso de cabra; pasando por empanaditas de carne cortada a cuchillo con queso y ciboullette; carpaccio de Salmón ahumado, mostaza en grano y verdes; y cuatro diferentes sabores de tapas españolas. Lo demás te lo dejo de intriga… ¡no vas a pedir el final!

El menú pone en escena a un reparto exclusivo de 23 platos principales. Pero, como un one night only: aunque limitado, intachable. Hay pasta, pescados y mariscos y carnes y aves. En lo primero, merecen ovación los ravioli de salmón ahumado, camarones y champignons; los linguine al negro de calamar español con variación de frutos de mar; y los cappelletti de carne, hongos del bosque y tomate natural. Bajo el mar, el mero con almejas en salsa verde provenzal y el salmón rosado en salsa de dïll y sauvignon blanc con papas rösti son dos funciones imperdibles. Y, en lo que es carnes y aves, la divina comedia está entre el clásico, pero nunca desprestigiado, lomo grillé (acá es con papas paille y verdes que le dan un toque más dramático); el pollo de campo al ajillo y pimientos con papas crocantes y vegetales; y, estrella indiscutida: el cordero patagónico en crust de hierbas, rúcula y papas al romero.

La velada es de lunes a viernes, mediodía y noche; y sábado sólo por la noche. Éxito asegurado si vas con tu gorda, o ideal para un festejo ocasional con amigos. Si invita la familia, es una opción tranqui, apta para una buena conversación. El valor de la entrada para este teatro culinario, por persona, ronda los $60. No te lo pierdas.

    

 





El Museo del Jamón – Cocina Española

10 12 2006

Zona: Microcentro

Dirección: Cerrito 8, esquina Rivadavia 

Teléfono: 4382-4144 / 7648 

 

Salado como el jamón, ¡pero realmente lo vale! Si te gusta comer bien y en abundancia, éste es tu lugar. Eso sí, pasate a principio de mes y con la billetera gordita para no quedarte lavando los platos… 

En España, jamón es sinónimo de tradición. Ya los celtas adoraban al cerdo como animal sagrado. En El Museo del Jamón, el que se va a arrodillar ante los platos vas a ser vos. La atención está más allá de toda crítica: esta gente hace de la cocina y del servicio un arte de verdad.  

Entrando aquí encontrás el menú completo. Para picadas magistrales, podés optar por jamones nacionales o españoles. Entre salchichones, chorizos y morcillas, vas a querer que la entrada dure para siempre. También podrías empezar con quesitos varios (de cualquier clase y color), matambres, aceitunas, salamines y boquerones (pececitos con los que se hacen las anchoas). Recomendaciones completísimas: la Gran Picada Museo y la Tabla Especial del Museo. 

Si querés entradas propiamente dichas, a las tapas de este resto las envidian hasta los gallegos. En criollo, las tapas son como mini bocaditos previos a las comidas principales. Las sirven frías y calientes y de todo tipo, pero las de pulpo español se roban todos los aplausos. También hay entradas frías y calientes si no querés innovar a la española. En mariscos este lugar es insuperable. Desde rabas hasta chipirones tenés mil opciones y todas igual de buenas.  

Ya cuando pensaste que estabas hecho, te das cuenta que ni empezaste a comer. Para platos principales podés quedarte con los potentes omelettes, las inmensas tortillas, las coloridas ensaladas o las sopas españolas tradicionales y no vas a pasar hambre. Pero si te quedó lugar para encarar un buen plato principal, no dejes de mirar las opciones de pescados, aves, carnes, arroces y pastas. El salmón rosado a la plancha con salsa tártara o el pez espada con salsa de morrones son sólo un par tímido de recomendaciones entre un plantel VIP de opciones marinas. En aves y carnes se destacan el conejo, el matambrito y el pollo salteado al estilo Bilbao. Las paellas son para sacarse el sombrero: la valenciana y el arroz con mariscos por encima del resto. Finalmente, si sos amante de la buena pasta, pedite unos Ravioles del Museo. Después me contás… 

Antes de pedir la cuenta, los postres. Podés perder el tiempo leyendo las ofertas, pero si querés un broche de oro para tu comida, pedí sin miedo panqueques con dulce de leche!.  

El Museo del Jamón sin duda es para una salida especial: podés llevar a tu familia o a tu pareja. Tus amigos te abandonarían en la puerta al mirar los precios. Acá podrías traerlo al rey de España y quedar como un señor, pero rezarías para que él pague la cuenta: estamos hablando de $70 por persona, aproximadamente. Si eso no te espantó, está abierto todos los días, mediodía y noche.  

 

museo_del_jamon_f3.jpg





Los Inmortales – Cocina Italiana

10 12 2006

Zona: Centro / Belgrano / Recoleta

Dirección: Corrientes 1369 / Mendoza 2338 / Paraná 1209

Teléfono: 4373-5303 / 4785-7770 / 4811-2222

 

Uno de los mejores lugares en Buenos Aires para comer pizza!!!. Los Inmortales surge como homenaje a los personajes que marcaron de algún modo Buenos Aires, y mezcla los sabores italianos con nuestra identidad porteña. En todas las sucursales hay fotos de personas famosas, de antes y no tanto, y en algunas incluso se muestran fotos de su visita al local. Para seguir husmeando te dejo el link de Los Inmortales.

Si vas, lo más recomendable es la pizza o las pastas. El menú las divide en: Tradicionales, de mozzarella, anchoas y pizzaiola; Pizzas Especiales, que te sorprende con roquefort, palmitos, champignones, mariscos, entre otros; y la novedad de Pizzas Light, hechas con harina integral.

Son de primera los calzonis y filoccios (están lejos a la altura de las mejores pizzas). Destacados: fugafainá, con cebolla, y Calzoni a la Bella Nápoli. Para esperar los platos muy feliz, pedite una picadita. Si te quedás con la Picada de la Casa, nadie en la mesa se va a quejar. 

Ideal para catigarte un Domingo por la noche, lo he hecho más de una vez!. Una buena manera de diagramarte lo que vas a comer es arrancar con una pizza de ananá y jamón glaceada y después atacar la de mariscos (ojo que no siempre la sirven pero sin dudas es espectacular). Te repito, si justo acertás y la encontras no te la pierdas!). El precio ronda los $35 per capita.

 

Tenés algún lugar de pizza que te encante y te parezca está a la altura de Los Inmortales?

No dudés en recomendárnoslo!





Farina – Cocina Italiana

23 11 2006

Zona: Recoleta

Dirección: Ayacucho 1174

Tel: 4829-9207

 

Cuando tengo ganas de comer italiano, pero verdaderas ganas de comer bien, hablando de platos a los que les sobran piropos por su variedad, abundancia, y sobre todo por su sabor, no dudo en ir a Farina. Farina Ristorante Bar se encuentra ubicado en Ayacucho al 1174, justo entre Santa Fé y Arenales. Cómoda ubicación para aquellos a los cuales no les importa caminar o tomarse un taxi, y cómoda también para los que llegan al lugar en auto, ya que pocos metros antes del restaurant hay un estacionamiento para clientes de Farina.

Apenas llegas te das cuenta que el lugar es divertido, y si miras bien encontras de todo en las paredes, en las columnas… desde escudos de Ferrari, hasta fotos de actrices de los ’50. Llegas y generalmente está el dueño deambulando. Él te saluda y alguna otra persona te acomoda. Mientas miras el menú, te traen un aperitivo típico de la casa con Campari, y una impresionante panera, muy pero muy tentadora.

De entrada tenés de todo… y todo bueno, desde las clásicas bruschette di pomodoro, un muy buen procciuto di parma o, en mi opinión lo mejor, antipasti. Todo para compartir entre dos o a veces más personas. De segundo plato hay de todo, por supuesto lo mejor son las pastas, ravioli de carne con ragout de hongos, orecchiette al pomodoro e basilico, pasta con frutos de mar… y si eligieron una buena entrada, las pastas también son grandes como para compartir. La carta de postres es surtida, pero destacaría el scropino (helado de limon con champagne) y un semifreddo de turrón sin palabras!

La cocina es realmente buena, y aparte el lugar es más que accesible, muy buena opción para los jóvenes que quieren ir a comer afuera sin dejar el alma con la cuenta. La verdad es que siempre es un placer comer en Farina.

Si querés espiar un poco más la carta, te dejo la página de Farina.

 

Abre todos los días, mediodía y noche.





Oviedo – Cocina Española

23 11 2006

Zona: Recoleta

Dirección: Beruti 2602

Tel: 4821-3741/4822-5415

Si se trata de comida española, no dudo en tomar a Oviedo como referente. En Beruti 2602, medio escondido en un barrio que no se destaca por sus restaurants, encontramos uno de los mejores lugares de Buenos Aires para comer pescados. El lugar nos trasporta a otro país, un país no definido, pero con aires europeos. Toda la esquina está acaparada por este restaurant, muy bien ambientado, muy luminoso, para nada común. La atención es excelente, mozos atentos y educados. Se trata de un lugar señorial, donde podríamos llevar a la más exigente de las abuelas españolas y saldría feliz.

Si queremos ordenar vino, la carta es muy completa. En cuanto a la cocina, para empezar tenemos de todo, desde tortilla a la española, empanadas gallegas, tapitas, langostinos rebosados, chipirones saltados, todo acompañado de un encantador platito con alguna tapita que te ofrecen al llegar.

Creo que cualquier plato que se pida en Oviedo va a ser más que halagado. Me animo a decir que todos los platos de pescado están elaborados a la perfección, con unas guarniciones ideales y justas. Por supuesto que podemos apartarnos de los pescados e ir a los mariscos, o las pastas, siempre llevándonos gratas sorpresas. Cada plato es único, lo mismo que su decoración. Y hablando de decoración, los reyes son los postres. Una variedad de helados caseros con crocantes tulipas son una muy buena opción, junto con un muy delicado soufflé de chocolate y un imperdible panqueque de manzanas y caramelo, acompañado de alguna bochita de helado de la casa.

Este lugar es impresionante, lo mismo que sus precios. No es un lugar para ir a comer todos los días, pero puedo afirmar que la cocina de Oviedo está a la altura de sus precios.

Abre todos los días, mediodía y noche.





El Último Beso – Cocina Mediterránea

11 11 2006

 

Zona: Palermo Hollywood

Dirección: Nicaragua 4880

Tel: 4832-7711

 

 

 

 

De entrada ya te comento que es uno de los lugares que más me gustó para ir a comer. El Último Beso funciona en una casa antigua, como las típicas que hay por esa zona pero fue remodelada con un toque bien moderno y con mucho estilo para convertirse en lo que es hoy. Es super elegante y cada uno de los detalles está muy bien cuidado, partiendo de la panera, la decoración de los platos hasta el mismísimo diseño de la carta!.

 

Al entrar, se ve claramente cuales fueron los distintos cuartos de esta antigua casona. Los techos son altísimos y el ambiente es bien luminoso. Las mesas están dispuestas muy prolijamente a lo largo de todo el lugar. Por un costado, se puede espiar desde adentro un senderito que lleva a un patio externo lindísimo con fuente y todo. La vez que fui hacia mucho frío y no daba para comer afuera pero según me comentaron es aún más lindo!

 

La carta es bien cortita pero a su vez cada uno de los platos está muy bien elaborado. La vez que fui probé un ravioli de cordero en su jugo de cocción y hierbas, espectacular!. Otros platos tentadores son el salmón rosado en jugo de maracayá, con papas confit y espinacas salteadas; y medallones de lomo con mandioca frita y peras asadas.

 

Como postre no dudo en recomendarte el volcán de chocolate, de los mejores volcanes que comí en mi vida!. También tiene mucha pinta un puddin de manzana con helado y frutos rojos que preparan. Les dejo el link a la página de El Último Beso por si quieren espiar un poco más la carta. Abierto de Lunes a Sábado de 9:00 a 2:00 a.m.

 

Altamente recomendable para ir con tu pareja a relajarte en un lugar que para mí gusto, encuentra el equilibrio perfecto entre elegancia y armonía.





Azul Profundo – Pescados y Mariscos

2 10 2006

 

Sucursal Retiro

Dirección: Av. Libertador 310

Tel.: 4312-2910  

Sucursal Belgrano

Dirección: Maure 1643

Tel.: 4777-6816/4774-1039

Delivery: 0810-5555-2985/4312-2910

Azul Profundo es un restaurante más que lindo para conocer. De las dos sucursales, sólo conozco la que queda sobre la avenida Libertador. Ni bien entras, ves peceras por todos lados con peces de todos los colores y variedades.

El restaurante tiene el encanto particular de sentirte como dentro de un acuario, están muy bien distribuidos los espacios y la ambientación te podés imaginar, es bárbara.

El menú del lugar no se queda atrás. Si bien preparan platos con carnes (medallón de lomo con papas rosti, bondiola de cordero con puré de berenjenas entre otros) y pastas (sorrentinos de berenjenas y queso de oveja, risotto de azafrán con frutos del mar), sin duda lo especial del lugar es el sushi.

Siento que estoy viendo pasar por delante mío esos barquitos que preparan con pilas de salmón y se me hace agua la boca. Hay sushi de todo tipo: sashimis, niguiri (salmón, pulpo, langostinos), makis (salmón, surtidos, vegetarianos), rolls (Philadelphia, New York, California, Buenos Aires, Tempura y muchos más). Cada uno mejor que el otro.

De postre te podés castigar con waffles, un crocante de bananas o un full chocolat para terminar de cama.

El sushi libre cuesta 62 pesos por persona. Una comida promedio para dos personas cuesta entre los 80 y 100 pesos. El lugar es muuuy lindo, ideal para ir y descansar en los sillones comodísimos que tienen y disfrutar del mejor sushi de Buenos Aires.

Abierto de Lunes a Viernes mediodía y noche. Sábados y

Domingos sólo por la noche.